es
Museo Picasso Málaga – El despertar de una nueva ciudad

Museo Picasso Málaga – El despertar de una nueva ciudad

Es indiscutible el efecto que ciertos edificios estrella tienen sobre la ciudad en la que se asientan. De todos es conocidos el ejemplo del Museo Guggenheim, que ha revitalizado la ciudad de Bilbao.

Aparte del incremento de turistas, el efecto más impactante (y que a la larga va a dejar huella) es el embellecimiento de la ciudad. Este tipo de intervención se repite en otras ciudades españolas al reflejo del éxito cosechado por Bilbao. Sin ir más lejos, en Santander se acaba de inaugurar el Centro Botín, en junio de 2017. Estaremos atentos a qué sucede en la ciudad a partir de ahora.

Museo picasso malaga urbanismo

En el caso de Málaga, la construcción del Museo Picasso Málaga marcó un antes y un después en la historia reciente de la ciudad. El edificio, que anteriormente acogía el Museo de Bellas Artes de la ciudad, ahora restaurado y ampliado, fue inaugurado por los Reyes de España en el año 2003. Ya en los momentos previos a la inauguración recuerdo que las calles del itinerario real fueron arregladas, pintadas, engalanadas… lo que comúnmente se conoce como “un lavado de cara”.

Y fue la primera vez en mucho tiempo que muchos malagueños alzaron la vista para admirar una arquitectura que había quedado olvidada tras años de abandono y desidia por sus propietarios. Una arquitectura que pasaba de largo para los viandantes que todos los días llenaban el centro de la ciudad. Una arquitectura de techos altos, ventanales y balcones de madera, diseños de cerrajería, vidrios de colores, y pinturas murales simulando materiales nobles y elementos arquitectónicos.

patio museo picasso

El proyecto del museo tuvo un efecto directo en su entorno más cercano, que se empezó a recuperar y, por tanto, a revalorizar. Pero no sólo esto. Los trabajos arqueológicos llevados a cabo en el propio Museo Picasso reencontraron a los malagueños con sus antepasados más lejanos. Se pudo fechar con más precisión el momento de la fundación de la ciudad, sobre el siglo VIII a.C., por los fenicios. Se encontró bajo el edificio del museo parte de la muralla de la ciudad y algunas casas, todo de época fenicia, y que se pueden visitar en la actualidad en el sótano del museo.

Este descubrimiento supuso un nuevo impulso al orgullo malagueño, que al igual que su caserío, había quedado en estado de hibernación esperando a tiempos mejores. De hecho, en el siglo XIX y principios del XX, a Málaga se la conocía como “la bella”, aunque muchos nos preguntábamos entonces qué quedaba de todo eso.

museo picasso arquitectura patio

Esta reafirmación de nuestra historia, junto a la recuperación del centro histórico, han hecho que el malagueño de a pie vuelva a poner en valor a su ciudad. Y todo por un proyecto que, aún habiendo sido tan importante para la ciudad, se ha mimetizado en su urbanismo y ha evitado ser un edificio que destaque en el skyline de la ciudad. El protagonismo que el museo podría haber reivindicado arquitectónicamente lo ha cedido totalmente al protagonista de su contenido, Picasso.

En este caso, no hablamos de un edificio estrella. No lo pretende. Y es ahí donde radica su grandeza. Ha sabido recoger el testigo de siglos de historia y plasmarla un edificio del siglo XXI totalmente integrado y respetuoso con su entorno. Por un lado, renovando el Palacio de Buenavista, construcción del siglo XVI y que tiene su base en otro palacio previo de época árabe. Por otro, insertándose en el caserío circundante del siglo XVIII, en lo que anteriormente había sido la judería de la ciudad.

Entrada museo picasso malaga

Y de regalo, un yacimiento arqueológico con parte de la ciudad fenicia. Dicen algunos que incluso existe un baño de época árabe bajo el patio del museo que quedó sin acabar. No tenemos certeza de ello, pero en Málaga ya no nos sorprenden que pasen estas cosas.

Sea como fuere, de lo que sí estamos seguros es que gracias a este museo se ha restaurado no sólo un edificio, ni siquiera un centro histórico, sino el orgullo de los malagueños que hoy sí pueden volver a hablar de su ciudad como Málaga la bella.


Deja tu comentario

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.